La WAHM Celosa Destapa Antes La Verdad/ Por Elisa Garcia

Alina en la playaOkay, yo lo voy admitir: Cuando trabajé fuera del hogar por los primeros dos años de mi hija, estaba horriblemente, inmensurablemente, intenso, realmente, verdad, injusto y desrazonable celoso de mamás que se quedaron o trabajaron en el hogar.

Okay, bueno, quizá no ese grado, pero si era celosa.  No enojada, no mas celosa.

Mientras que bombeé leche materna en una parada de cuarto de baño de la oficina y agonicé diariamente sobre una fuente rápidamente de disminución, previ a millones de otras nuevas mamás relajando en el hogar en un vestido floral, pacíficas y contentamente alimentando a sus bebés dulces de Gerber en el sofá y disfrutando los shows de Ellen, Oprah, o The View, riendo y enlazando.  En vez de despertar a las cuatro de la mañana a vestirse y a conmutar y a dar lloroso de sus niños a un abastecedor de la guardería, me imaginaba que estas nuevas mamás durmieron lánguido antes de tomar caminatas pausadas de la vecindad o antes de atender varias clases de Mommy and Me con sus bebes.  Entonces, como Alina creció, me imaginaba este a las mismas mamás (otra vez, imaginarias) en el hogar cooing y jugando pattycake al mediodía, o horiando playdates en el parque con amigas nuevas, o, más importante, el acoplamiento de toda la manera educativo de estimular y de consolidar actividades que sentía cierto Alina faltaba hacia fuera encendido simplemente porque yo no estaba con ella durante el día.

Realmente, perdí mucho sueño sobre eso.  Acabo de saber que mi muchachita brillante y hermosa estaría en un injusto social y académica cuando empieza colegio simplemente porque subieron a la mami a diez horas por día.  Y aunque acepté fácilmente que NUNCA es verdaderamente fácil que cualquier persona sea la madre de un recién nacido, sin importar estado del trabajo, me imaginaba que toda las SAHMs y WAHMs lo tenían mucho más fácil.  Ningunas separaciones que sollozan.  Ningun olvido de la fórmula.  Ninguna angustia.

Delantero de destello a esta semana: Como un artista de la voz y escritor freelance, requiero cargas del tiempo de computadora (por lo menos como minímo) ininterrumpido.   Fuerzan tan a mi hija, que ahora está a casa conmigo, a menudo a entretener y a ocuparse… solita. (Concedido, ella no esta lejos; a menudo esta colorando en su poco escritorio plástico al lado de mi estación de trabajo o viendo PBS en el cuarto siguiente).  Y aunque intento programar los ” fun” y ” off” días por lo menos dos veces por semana, la naturaleza independiente de mi trabajo requiere flexibilidad.

Amaneció tan en mí la semana pasada, pues acababa un archivo de 300 mp3s de voces superpuestas, que Alina había dibujado pacientemente y coloreado para MÁS DE UNA HORA SOLA.  Ningunas interrupciones.  Ningunas peticiones.  Ningunas rabietas.  En lugar, mi muchachita grande había llenado un cuaderno, había bebido su jugo, y uso el potty *totaltemente sola*.   Gente,  ella todavia no tiene tres años … su cumpleaños está al final del mes.

Casi comencé a llorar cuando realicé el tiempo que había pasado y apenas cómo es grande mi hija.   Aunque Alina había sido físicamente al lado de mí el tiempo entero, ella era, yo acaba de sentir, prácticamente izquierdo a sus propios dispositivos así que la madre podría trabajar.

Apenas como en guardería.   Apenas como antes.   Amaneció en mí, después, que no había diseñado o ejecutado o aún dedicado a muchos lecciones educativos con ella puesto que comencé a trabajar de hogar en enero.  Sí, yo la llevo a la piscina y el parque y el museo ocasional, y yo leímos a ella, pero no como paso dos horas por día que recita ABCs y que sostiene flashcards del problema de matemáticas.   Apenas como antes, trabajo… y completo tanta calidad, tiempo de la cantidad con mi niña como sea posible. Eso es cuando realicé que no probablemente no existe la “supermom” perfecta.  Las fantasías que you tenia mientras que estaba pegada en una carrera desgraciada era apenas ésa: solo fantasías que mi iso sentir mal sobre mi propia situación.  La realidad es que las SAHMs y WAHMs que yo encontrada desde dejar el negocio de la hipoteca son, en general, como yo: mujeres sin fin ocupadas que no obstante consolidan y estimulan a sus niños tanto como humano posible mientras que intentan exprimir en todo.   Ellas, como yo, funcionamiento alrededor todo el dia y el trabajo hasta que sus cabezas golpearan la almohadilla, a veces largo después de que cada uno en la casa se haya retirado.  No hay hora libre.  Ningunos “bon-bons”. Ninguna TV.

Pienso, en la celebración de mi hija’s brillance y inteligencia e independencia (y, oh sí, el 4 de julio), voy a terminar de trabajar temprano hoy.  Quizá la lleva a jugar en Chuck-E-Cheese.  Entonces volviamos a casa, y junto vamos a sentar, pacíficas y contentas, en el sofá.  Yo creo que es tiempo para que nosotros encontremos Ellen, Oprah, y las señoras en The View.

Por Elisa Garcia 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s